La pasión por el café y el té

Variedades de café: arábica y robusta. Las diferencias

Las dos variedades de café más consumidas del mundo son la árabica y la robusta. Aproximadamente, la primera supone el 70% del consumo mundial. Sin embargo, en España es al contrario, la más bebida es la robusta. Las diferencias entre el café arábica y el robusta son bastantes, no sólo en lo que respecta al sabor si no también en lo que respecta a su producción. Siempre que podamos comprarlo, es mucho mejor optar por la variedad arábica, ya que sus propiedades, calidad y sabor son mucho mejores.

Café en grano o molido. ¿Cuál es mejor?

Variedades de café arábica y robusta

El café arábica  se cultiva a más de 600 metros de altitud y supone la mayor parte de la producción mundial. Por otro lado, se trata de un tipo de variedad que es muy delicada. Es muy habitual que sufran ataques de insectos y placas, lo que supone una diezma importante de su cultivo. Por este motivo, es un tipo de café que necesita mucha atención. El sabor del café arábica es mucho más suave y agradable en el paladar. El contenido de cafeína es mucho más bajo. Se trata de un café que puede ser considerado gourmet en muchas de sus variedades. Por ejemplo, las variedades de café arábica son la moka, java, kenya, tarrazú, peaberry, sierra nevada, harrar, yirgacheffe, kopi luwak, mandheling y lington, toraja kalossi y blue montain.

Por otro lado, el café robusta se cultiva a nivel del mar. De alguna forma se trata de la antítesis del arábica. Se trata de una variedad de café mucho más «dura», ya que es menos susceptible de ser atacada por bichos y requiere mucha menos atención por parte del agricultor. Al mismo tiempo, su contenido en cafeína es mucho más alta, lo cual no es muy bueno para la salud. Tiene un sabor mucho más fuerte y amargo. Se usa para hacer cafés tipo mezcla. Los cafés baratos suelen ser de esta variedad.

En España, por desgracia, el café que se consume es de muy baja calidad. La mayor parte de él se trata de café torrefactado. Curiosamente, el café torrefactado se consume en muy pocos países del mundo, entre los que destacan España y Portugal. El torrefactado es un tipo de tueste. Este se hace añadiendo azúcar a los granos de café. De esta forma, cuando se tuesta, el azúcar se quema y da ese sabor tan fuerte y tan poco agradable. Al mismo tiempo, la variedad más consumida es la robusta, de más baja calidad  precio que la arábica.Y recordad que el café, siempre de grano

5 Mejores cafés de origen según su procedencia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *