La pasión por el café y el té

Tipos de té: sus propiedades y beneficios

El método original para preparar los distintos tipos de té es usar hojas de té frescas en agua caliente que se arrancan directamente del arbusto. El sabor del té cambia mucho dependiendo del tipo. Las hojas de té frescas no se pueden almacenar por mucho tiempo, ya que fermentan o se estropean por la acción de microorganismos no deseados. Por lo tanto, la fermentación y el secado dirigidos se desarrollaron para que el te sea almacenable. Dependiendo del procedimiento y del material de partida, se crean numerosas cualidades de sabor diferentes. Hoy en día, se distinguen cuatro formas tradicionales que se diferencian en el grado de oxidación:

El té: historia, leyendas y orígenes.

Tipos de té y propiedades

  •  Te blanco llamado así porque los pelos en la parte inferior de las hojas dan a las hojas de té secas un color blanco plateado. Son hojas jóvenes (brotes nuevos del arbusto) que no se han oxidado; los brotes pueden haber sido protegidos del sol para evitar la formación de clorofila. Los brotes jóvenes se cosechan y secan (como el heno) y en muchos casos solo las mejores plantas son adecuadas para la producción de té blanco.
  • Té verde: sin oxidación. Un favorito en Asia, es así denominado porque las hojas se secan y son fragmentadas rápidamente después de ser recogidas. En la producción tradicional, después de la cosecha, el té se empapa en sartenes de hierro sobre el fuego y luego se seca. En la producción industrial, esto ocurre en grandes contenedores. El té hecho de estas hojas presenta un sabor más fresco que otros tipos de té. A causa de esto, el té verde generalmente no se sirve con leche ni azúcar. Algunos tipos de té verde son Zhū chá, Sencha y Gyokuro cuyo nombre (literalmente «rocío de jade») se refiere al color verde pálido de la infusión.
  • Oolong, también llamado té azul. Tiene un grado de oxidación media entre los tés negros y los tés verdes. Sus hojas son fermentadas cerca de la mitad del tiempo empleado en el té negro. Los oolong son marchitados muy lentamente, y su proceso de oxidación es lento y sutil. Luego del cuarteado el té desarrolla muchísimos compuestos aromáticos a flores y frutas que se verán reflejados en la taza​, chino Hóngchá, Kōcha japonés
  • Té negro se conoce en Asia como té rojo. oxidación completa. Da lugar a una infusión rojiza y oscura; el té negro es muy popular en los países occidentales.

Es un té muy procesado y el que más contenido en teína posee. Después de que las hojas se escogen, se fermentan y se secan. Al igual que el té oolong, el proceso de oxidación no se detiene. Solo después de un tiempo prolongado, el té se termina de secar. El tamaño de las hojas determina la graduación de té negro. Las variedades comunes del té negro incluyen Ceilán, Assam, Darjeeling y Sikkim, considerados estos últimos por muchos los dos tés negros más finos.

Otras variedades de té

  • Té amarillo. Té semifermentado o fermentado parcialmente comparable al té azul o té oolong. Su sabor es similar al del té blanco y el verde. Es una especialidad producida solo en China en algunas regiones como la montaña Jun Shan en el lago Dongting, en la provincia de Hunan, y también en Huand Mountain en la provincia de Anhui. Es un té que se cosecha como el té blanco pero no se procesa inmediatamente después de la cosecha. Entonces hay una oxidación mínima. Es una de las especialidades de té más caras disponibles. A veces se asocia con el té verde.
  • Pu-erh, también llamado té rojo, es conocido en Asia como el té negro (黑茶, Heicha) y es de hecho también mucho más oscuro que el color del té negro europeo – en la copa, se parece más a colores como el café. Es un antiguo té verde que ha madurado desde varios meses a varios años. A diferencia de otros tés, que suelen tomarse tras su recolección, el proceso de fermentación de esta variedad puede durar de 2 a 60 años en barricas de roble, lo que hace que las hojas obtengan un color cobrizo y, por lo tanto, también la infusión.
  • Kukicha, literalmente ‘té en rama’, también llamado «bōcha» (棒茶) o también conocido como «té de invierno», es una mezcla de tés hecha de peciolos, tallos y ramitas de té bancha (variedad común japonesa de té verde). Está disponible como té verde o en versiones más oxidadas. El «kukicha» tiene un sabor y aroma únicos, debido a incluir en su composición partes de la planta de té que se excluyen en otras mezclas. Es de color muy claro amarillo-verdoso.
  • Chong Cha  – literalmente té gusano, se prepara con las semillas en lugar de las hojas. Usado como producto medicinal en China.
  • Lapsang Souchong . De origen de Fujian, China, Lapsang Souchong es un té negro que se seca sobre pino ardiendo, desarrollando así un fuerte sabor ahumado.
  • Té matcha. Es un té verde molido empleado en la ceremonia japonesa del té.
  • Té turco. Es una forma de té negro, se produce principalmente al este de la costa del Mar Negro. Es común beberlo muy caliente, se suele verter algo de azúcar de remolacha.
  • Té darjeeling. Té que ha sido cultivado, desarrollado, producido, manufacturado y procesado en jardines de té de las áreas montañosas de la subdivisión de Sadar, solo áreas montañosas de la subdivisión de Kalimpong. Darjeeling es una denominación de origen.

Entre los tipos de té, las más conocidas son:

  • Té negro, té darjeeling, té dianhong
  • Té verde, té gunpowder, té sencha, té li zi xiang, «rolling clouds special» de Yunnan Yunyin
  • Té blanco, té pai mu dan (té pai mudan o té bai mudan), té mi sum, té moli yinzhen (‘aguja de plata jazmín’).
  • Té oolong, té dongding oolong, té tieguanyin o té tikuanyin.
  • Té pu erh, té pu’erh tuocha, té del Palacio de Pu’erh
  • Té amarillo, té jun shan yin zhen, té meng ding huang cha, té hou shan huang cha, té huang cha mao jien, té huangshan mao feng.

tipos de te

Beneficios y propiedades

Son muchas las propiedes y beneficios de esta milenenaria bebida. Os vamos a resumir cuales son las importantes:

  • Contiene componentes que mejoran nuestra salud.
  • Mejora nuestras funciones cerebrales.
  • Ayuda a quemar grasa más rapidamente.
  • Posee antioxidantes naturales.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer.
  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Reduce el riesgo de diabetes.
  • Mejora el funcionamiento cardiovascular.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *