La pasión por el café y el té

Café en grano o molido. ¿Cuál es mejor?

El café que habitualmente nos encontramos en los supermercados suele estar ya molido. La mayor parte del café que se vende para uso doméstico es de este estilo. Ya sea de cápsula o de paquete, la mayor parte de las personas prefieren este formato. Sin embargo, las diferencias entre el café de grano o el café molido son importantes. Sobre todo en lo relativo a su sabor.

El café de grano es de mucha mejor calidad que el café molido. Siempre y cuando sepamos como molerlo y no estropearlo. El café molido está sometido a un proceso industrial en el cual no sabemos si se han respetado los procesos adecuados para que no pierda calidad. Por ejemplo, si la molienda se ha producido durante mucho tiempo el aroma se ver altamente perjudicado.

Tipos de café según su preparación

El café en grano,  cuando abrimos el paquete, desprende un fuerte olor intenso a café. Al mismo tiempo, estamos comprando los granos enteros. Por el contrario, cuando compramos café molido lo que estamos adquiriendo es un montón de polvo negro. Si, hemos dicho polvo negro, no café. A pesar de que en los paquetes pone que se trata de café no tenemos ni idea de cómo ha sido tratado. La calidad del café molido baja mucho respecto al de grano. En función del tipo de cafetera que usemos, incluso puede tener un mal sabor y estar muy aguado.

Un hecho curioso es que si comparamos por ejemplo, dos paquetes de café, uno molido y otro sin moler de la misma marca y peso vemos cómo el de grano es más caro que el molido. Se supone que el molido ha tenido que sufrir un tratamiento a mayores. La lógica dice que a mayor cantidad de procesos más se incremente el precio. Sin embargo esto no es así. Por tanto, cabe plantearse si todo lo que hay en el paquete de café molido es…café.

A la hora de moler el café debemos saber hacerlo. Por eso, en un proceso industrial es muy difícil que se respeten los cuidados necesarios. El grosor del molido debe ser controlado para el tipo de café que queremos hacer. Al mismo tiempo, los molinillos que muelen a muy altas velocidades provocan que el café se sobrecaliente, produciéndose una pérdida de aroma.

Como vemos, la decisión de comprar café en grano o molido parece estar clara. Siempre debemos optar por el de grano por su mayor sabor y aroma. Tener un molinillo en casa es algo asequible y que sin duda agradeceremos.

5 Mejores cafés de origen según su procedencia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *